El Nopal

By | March 26, 2012

El uso del nopal se inició en México con las antiguas civilizaciones mesoamericanas a través de la recolección de tallos, frutos y flores de Opuntia, los cuales fueron utilizados por diversas tribus del norte, centro y sur de México, como uno de los alimentos básicos de su dieta.

Asimismo, numerosas tribus errantes concurrían durante la época de fructificación a lugares donde abundaban poblaciones de nopal y algunas estas tribus terminaban por formar ahí sus pueblos.

Las tunas eran consumidas por los indígenas como fruta fresca o secada al sol, al igual que cocidas y machacadas. De acuerdo a la forma de cocimiento se obtenían: una miel ligera llamada después de la Conquista “miel de tuna”; una miel espesa llamada por los conquistadores “melcocha”; una especie de mermelada; y una pasta más o menos suave conocida en la actualidad como “queso de tuna”. Las tunas rebanadas y secadas al sol, se conservaban para ser utilizadas en tiempos de escasez.

Además del uso alimenticio, se tienen evidencias de su utilidad medicinal, como material cementante en construcciones y para purificar el agua. Algunas de las costrumbres del uso del nopal fueron adoptadas por los colonizadores, conquistadores y posteriormente, por la población mestiza y criolla durante la Colonia.

Contenido Nutricional en 100 gramos

Porcion comestible 70 g
Energía 27 Kcal
Proteína 1.7 g
Grasas 0.3 g
Carbohidratos 5.6 g
Calcio 93 mg
Hierro 1.6 mg
Tiamina 0.03 mg
Riboflavina 0.06 mg
Niacina 0.03 mg
Acido Ascorbico (Vitamina C) 8 mg